Obstáculos que impiden a los inmigrantes acceder a la CURP

El Comité de Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares, a través de su Informe “Observaciones finales sobre el tercer informe periódico de México, aprobadas por el Comité en su 27°”, de fecha 13 de septiembre de 2017, dado a conocer en Suiza, expresa su preocupación, entre cosas, por la regularización de la situación de inmigrantes por razones humanitarias y su estadía en México sin las condiciones mínimas que le otorguen calidad de vida.

Muchas de estas personas son rescatadas de organizaciones criminales en las cuales eran empleadas como mano de obra para trabajos forzados en condición de esclavitud, o de redes de trata, por lo que el Estado las acoge acatando el principio de razón humanitaria.

Sin embargo, las lagunas jurídicas en las leyes, las cuales son menos  gracias a la labor legislativa de los últimos años, así como los actores en la administración de poderes, han hecho difícil la inserción de estas personas a la sociedad. En el informe se destaca la preocupación del Comité por “los obstáculos que enfrentan los sobrevivientes de esos crímenes para la regularización por razones humanitarias (…)”.

Más adelante exponen, concretamente en el aparte 2, de los Principios Generales (artículos 7 y 83), sección de No discriminación, ordinal 27: “Inquieta al Comité informes según cuales los migrantes con estancias por razones humanitarias enfrentan obstáculos para recibir la Clave Única de Registro de Población (CURP) que es un requerimiento para acceder derechos y beneficios sociales” (página5).

Esto reafirma la situación irregular en la cual se encuentran muchas personas que, habiendo recibido apoyo del Estado para permanecer en el territorio, no han podido regularizar su situación legal y correspondiente inclusión social.

 En cuanto a la CURP, es sabido que este trámite es indispensable para acceder a todos los servicios de la Administración Pública, incluidos aquellos que se encuentran garantizados dentro de los derechos fundamentales inherentes a las personas, como la alimentación, salud, vivienda, educación, entre otros.

Limbo legal

La situación jurídica en la cual se encuentran los inmigrantes les inhibe de lograr objetivos en cuanto a calidad de vida en un corto plazo, por lo que surgen interrogantes acerca de su futuro, pues muchos de ellos no pueden volver de plano inmediato a sus países porque esto compromete su vida y en muchos casos la de sus familiares en el país de origen.

Sin embargo, y dados los adelantos en materia registral que ha venido experimentando parte de la Administración Pública, se vislumbra que en el transcurso de 2018 se dé celeridad a la resolución del estatus de estos inmigrantes para que formen parte del Registro Nacional de Población y puedan recibir los beneficios del CURP.Realmente, lo único que hace falta es la aclaración de su condición dentro del Estado que los acoge. El Registro Nacional de Población ha expresado su disposición a incluir a los inmigrantes en la base de datos, sólo falta definir la situación legal de estas personas para acceder al trámite e incorporarse a la vida civil mexicana.  

Cómo obtener la ciudadanía mexicana

Ser ciudadano mexicano significa acceso irrestricto a empleos, educación y servicios sociales en el país de Centroamérica. Además de  los hermosos paisajes, excelente cocina y gente acogedora.

¿Cuáles son los requisitos para ser ciudadano?

Uno de los requisitos previos clave para ser un ciudadano mexicano es convertirse primero en residente permanente y cumplir un mínimo de cinco años. Además del acta de nacimiento, entre otros documentos.

Si bien algunas circunstancias atenuantes, como solicitar la nacionalidad a través de los padres o casarse con un ciudadano mexicano te permiten omitir este proceso, si ninguno de los dos se aplica a ti, es casi imposible establecer la ciudadanía sin cumplir primero la residencia.

Suponiendo que seas un residente permanente de México, el siguiente factor más importante es tu capacidad para aprobar un examen de naturalización. Esto pone a prueba tu habilidad para hablar español (debes ser fluido o casi fluido), así como tu conocimiento de la historia mexicana y la cultura y políticas mexicanas actuales.

Más allá de presentar el examen, el proceso real es relativamente fácil y, principalmente, se trata de proporcionar los documentos correctos al consulado mexicano local. Esos documentos varían según el contexto bajo el cual solicitas la ciudadanía.

Lista a personas nacidas en el extranjero que están solicitando la ciudadanía a través de padres que son ciudadanos mexicanos:

  • El certificado de matrimonio o divorcio de los padres.
  • Prueba de al menos la ciudadanía mexicana de uno de los padres y la ciudadanía de ambos padres en general (independientemente del país si uno de los padres no es mexicano). Esos documentos incluyen:

a. Acta de nacimiento de México.

b. Pasaporte mexicano válido.

c. Tarjeta de votante nacional.

  • Tu propia acta de nacimiento (versión larga). También necesitarás una apostilla y una versión traducida del documento.
  • Identificaciones para todos los involucrados en el proceso, incluidos pasaportes o licencias de conducir, identificaciones del estado o escolares.

De lo contrario, necesitarás dos testigos mayores de 18 años en tu cita, te pedirán que pagues una tarifa (según el consulado). El siguiente paso es esperar a que se procese la naturalización, lo que puede llevar varios meses. Una vez que la documentación ha sido procesada y aprobada, se emitirá un Certificado de Naturalización, que se puede recoger en el mismo consulado en el que se solicitó. También puedes solicitar tu pasaporte tan pronto como tengas el certificado, muchas personas optan por hacerlo el mismo día.