La CURP en la modernización del Registro Civil

La adopción de la Clave Única de Registro de Población, al ser un sistema desde el comienzo automatizado y en constante actualización, puso en evidencia la falta de políticas de adecuación y modernización de la Administración Pública en las dependencias donde se incorporó a los documentos.

El Registro Nacional de Población, dentro del plan de integración con estos organismos para unificar la data y poder disponer de información certera acerca del estado real de la población, coordinó esfuerzos conjuntamente con los Registros Civiles para la transformación y modernización del sistema registral documental y de identificación de esta área.

Es un esfuerzo entre las 32 entidades federativas y la Dirección General del Registro Nacional de Población e Identificación Personal, adscrita a la Secretaría de Gobernación.

Con los procesos de captura y digitalización de información, consistente en la transferencia a medios electrónicos y automatizados la información de los actos registrales y su conversión a formato digital, se ha logrado almacenar mayor cantidad de data para verificar la documentación probatoria en el momento de asignar CURP, además que el proceso en línea al tener esta información en formato electrónico disponible 24/7 ha optimizado los procesos ante los Registros en un 100%.

Así mismo, con la interconexión de Oficialías (Registros Civiles), llevada a cabo mediante el vínculo físico y lógico entre dos o más redes de telecomunicaciones, cabe decir, entre los Registros y de estos a su vez con el RENAPO, se facilita la comunicación y el acceso a las bases de datos de los servicios registrales permanentemente.

La homologación del formato único de Actas de Nacimiento

Uno de los mayores logros fue el formato único de Inscripción y Certificación, derogando los 196 formatos vigentes desde 1999 por mandato del Registro Civil a nivel nacional, homologando, además de dicha Acta de Nacimiento, el marco jurídico que lo regula. Este formato único dio pie al cambio de imagen de la constancia CURP, la cual se homologó a este diseño para que haya uniformidad en los documentos emitidos.

Así mismo, dentro de las campañas especiales de regularización del estado civil de las personas que lleva a cabo el Registro Civil, con el cual se registran a quienes no están en el sistema y se verifican los errores de Actas de Nacimiento, todo de manera gratuita y llevado hasta los lugares de más difícil acceso, también se ofrece el registro en la base CURP, para que el ciudadano obtenga ambos documentos en un solo trámite, ya que la clave se incorporó al Acta de Nacimiento. Adicional a la gestión, les son expedidas de una vez las Actas impresas a los usuarios.

Esta coordinación inter organismos ha permitido realizar obras que significan un adelanto y modernización en los Registros Civiles como no se ha visto antes, pudiendo llevar a cabo diversas labores significativas como la implementación del formato único de Actas de Nacimiento, que provee a los Estados de un solo modelo contentivo del mismo diseño y medidas de seguridad para todos, pudiendo ser expedido en línea.

Se logró el registro masivo de nacimientos, reconocimientos, adopciones, matrimonios, divorcios, defunciones e inscripciones de sentencias y situaciones de extranjería, de personas que por diversos motivos no podían acceder a estos servicios.

Adelanto del registro biométrico de la población, el cual está en proceso de integración; el vaciado de información en la base de datos del Registro Civil; la asignación de CURP y la emisión de documento de identidad a todas las personas beneficiadas.

Obstáculos que impiden a los inmigrantes acceder a la CURP

El Comité de Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares, a través de su Informe “Observaciones finales sobre el tercer informe periódico de México, aprobadas por el Comité en su 27°”, de fecha 13 de septiembre de 2017, dado a conocer en Suiza, expresa su preocupación, entre cosas, por la regularización de la situación de inmigrantes por razones humanitarias y su estadía en México sin las condiciones mínimas que le otorguen calidad de vida.

Muchas de estas personas son rescatadas de organizaciones criminales en las cuales eran empleadas como mano de obra para trabajos forzados en condición de esclavitud, o de redes de trata, por lo que el Estado las acoge acatando el principio de razón humanitaria.

Sin embargo, las lagunas jurídicas en las leyes, las cuales son menos  gracias a la labor legislativa de los últimos años, así como los actores en la administración de poderes, han hecho difícil la inserción de estas personas a la sociedad. En el informe se destaca la preocupación del Comité por “los obstáculos que enfrentan los sobrevivientes de esos crímenes para la regularización por razones humanitarias (…)”.

Más adelante exponen, concretamente en el aparte 2, de los Principios Generales (artículos 7 y 83), sección de No discriminación, ordinal 27: “Inquieta al Comité informes según cuales los migrantes con estancias por razones humanitarias enfrentan obstáculos para recibir la Clave Única de Registro de Población (CURP) que es un requerimiento para acceder derechos y beneficios sociales” (página5).

Esto reafirma la situación irregular en la cual se encuentran muchas personas que, habiendo recibido apoyo del Estado para permanecer en el territorio, no han podido regularizar su situación legal y correspondiente inclusión social.

 En cuanto a la CURP, es sabido que este trámite es indispensable para acceder a todos los servicios de la Administración Pública, incluidos aquellos que se encuentran garantizados dentro de los derechos fundamentales inherentes a las personas, como la alimentación, salud, vivienda, educación, entre otros.

Limbo legal

La situación jurídica en la cual se encuentran los inmigrantes les inhibe de lograr objetivos en cuanto a calidad de vida en un corto plazo, por lo que surgen interrogantes acerca de su futuro, pues muchos de ellos no pueden volver de plano inmediato a sus países porque esto compromete su vida y en muchos casos la de sus familiares en el país de origen.

Sin embargo, y dados los adelantos en materia registral que ha venido experimentando parte de la Administración Pública, se vislumbra que en el transcurso de 2018 se dé celeridad a la resolución del estatus de estos inmigrantes para que formen parte del Registro Nacional de Población y puedan recibir los beneficios del CURP.Realmente, lo único que hace falta es la aclaración de su condición dentro del Estado que los acoge. El Registro Nacional de Población ha expresado su disposición a incluir a los inmigrantes en la base de datos, sólo falta definir la situación legal de estas personas para acceder al trámite e incorporarse a la vida civil mexicana.